TATUAJES – HISTORIAS EN LA PIEL


Gracias a dedicados y excéntricos sabios, se fueron desarrollando artes como la pintura, la escultura, el teatro, la música, la danza, la cocina y hasta el arte del tatuaje.

Entre opiniones encontradas, para algunos representan a un diario que cuentan capítulos de sus vidas o hechos que están por suceder, evocando a una línea de tiempo o una autobiografía.

Muchos lo consideran una obra de arte en miniatura en el cuerpo o una expresión artística de algo que sientes o de algo que quieres recordar para toda la vida o simplemente una pieza de arte; y hay quienes encontraron en ellos, una forma de protesta.

La palabra tatuaje deriva del inglés “tattoo” y éste viene del samoano “tátau” que significa “marcar o golpear dos veces”, que caracteriza al método original y tradicional.

LO DICE LA HISTORIA

 Con la máquina del tiempo, regresamos a los tiempos del Neolítico, en donde comenzó como una práctica euroasiática, un claro ejemplo de ello es Otzi o el Hombre de Hielo quien tenía entre su haber 57 tatuajes. Se cree que reflejaban alguna posición dentro de una jerarquía y que quizás cumplían un fin terapéutico.

Más adelante, los egipcios ya lo consideraban arte, gracias a una de las famosas momias tatuadas de Amunet, era Tebas, una sacerdotisa de la diosa Hathor. Eran realizados exclusivamente por mujeres.

Luego de que Constantino, quien fue el primer emperador cristiano de Roma, removiera la práctica de ésta actividad, para los griegos y romanos era una ayuda para marcar o señalar a los criminales.

Llegó a América gracias a expedicionarios ingleses dirigidos por el Capitán Cook, por ello aquella infaltable relación de los tatuajes y los marineros, quienes se embarcaban durante largos periodos para evitar a la justicia.

JAPO N Y EL IREZUMI

En la era Edo (s.XVII a XIX) los yakuza se consolidan como un grupo social y es en esta era, donde el Irezumi alcanza mayor popularidad. Y en donde comienza la dinastía de los Horiyoshis, que son los tatuadotes expertos en esta técnica tradicional.

En la era Meiji se prohibieron y fueron consideradas un símbolo de lealtad al crimen; y durante la 2da Guerra Mundial infinidad de libros con diseños de los Hiroyoshis, fueron quemados u ocultos.

Se calcula que un 80% de las personas que escogen ésta técnica para tatuarse el cuerpo, no logran completarlos por el dolor que infringe todo el ritual.

Es una técnica muy larga y costosa, 1 sólo tatuaje puede llegar a costar US$30,000.00 y sus sesiones pueden extenderse hasta 5 años.

Los tatuajes son portados tradicionalmente por los miembros de los clanes mafiosos japoneses, por ello siempre está asociado con el crimen.

El Munewari es la división pectoral característica en los yakuzas que  consiste en dejar sin tatuar la parte central del torso y se desarrollo para evitar que los tatuajes sean visibles al utilizar kimono.

De hecho, en algunos lugares públicos en Japón como hoteles, saunas o baños públicos, se les tiene prohibido el ingreso a personas con tatuajes.

Entre las últimas ordenanzas del gobierno, han propuesto la asistencia de personas tatuadas a las playas de la ciudad de Kobe.

 

LAS MARAS

 Mara es el término con el que se conocen a las pandillas en EEUU, México y parte de Centroamérica. Se originaron en los barrios marginados y peligrosos, con mayor concentración de latinoamericanos ilegales en EEUU siendo su umbral, la ciudad de  Los Ángeles, compuestos en su mayoria por salvadoreños, guatemaltecos, hondureños y mexicanos.

Las Maras señalan pertenencia a diferentes bandos, con números o letras como la Mara Salvatrucha o MS 13 o MS 14 y la mara Pandilla 18 o 18 Street, ambas llevando su rivalidad al máximo.

Ello se ve reflejado en sus tatuajes que además de las iniciales y los números de cada pandilla, suelen tatuarse entre telarañas, lagrimas, dados, payasos y torres, para demostrar su pertenencia, compromiso y hasta devoción.

LO NUEVO

Ya nada es imposible. Buscamos tener siempre el tatuaje más original y en el lugar menos pensado a tal punto en que ya ni los lugares donde no nos da la luz del Sol parece interesarnos.

Las nuevas tendencias en este arte proponen tatuajes fosforescentes que utilizan una tinta similar a la que se emplea para marcar animales o plantas.

En el paladar o en el interior del labio inferior, que demanda mayor cuidado y más sesiones para que el tatuaje tome el pigmento por la dificultad de la zona.

Llegamos al limite “tatuando” o pintándonos los ojos, llenando la esclerótica o “la parte blanca del ojo” con tintas de colores hasta obtener el color deseado.

 

Con motivos algo vanidosos en Birmigham, Inglaterra, utilizan el tatuaje como un medio para “sustituir” el cabello. Se da una primera capa de tinta y una segunda capa para reforzar el pigmento.

Los dientes no se salvan de la locura, pero demanda mayor destreza del tatuador.

A pesar de estar en un nuevo siglo, portar tatuajes aún sigue siendo un símbolo que caracteriza a criminales o personas de mal vivir o mala procedencia, vista desde los ojos de sociedades o mentes conservadoras, más que una expresión artística.

Sea cual sea la historia que queremos contar o queremos recordar, los tatuajes se convertirán en nuestras memorias para toda la vida.

About these ads

2 pensamientos en “TATUAJES – HISTORIAS EN LA PIEL

  1. Yo creo que al principio era una manera de identificarse las tribus, pero ahora es como una manera de romper con ser como los demás y querer llamar la atención por el tatuaje ,ya que como persona se ve que no se considera bastante para que nadie pueda fijarse en como es,pero también los hay obsesionados con los tatuajes ,pareciendo más una pare de graffittis que una persona ,es como formar un muro para hacer parecer una persona dura cuando a lo mejor no lo es ;es como querer llamar la atención pero ala misma vez estar como protegido por ellos.
    Yo creo que cada uno haga con su cuerpo lo que quiera ,pero tatuarse algún tatuaje que signifique algo importante para nosotros me parece bien ,pero ponerse como una puerta pinta de más de cien manos de pintura, no deja de llamar la atención pero deja de ser él para que sean protagonistas el muro de tatuajes que se a pintado.

    Es como dejar de ser uno ,para no ser nadie.

    • Es una perspectiva distinta, pero valida.
      Conozco mucha gente con tatuajes y siempre escucho ideas distintas y aplaudibles, y a veces razones ridiculas por un tatuaje.
      Y concuerdo con que muchos lo hacen solo porque quieren aparentar algo que no son.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s