El cuento de hadas del café que les voy a narrar, se convierte curiosamente en una desagradable pero irónica realidad.

Kopi es una palabra indonesa que se refiere al café y Luwak es el nombre local que se le da a la civeta palmera asiática.

Kopi Luwak o café de civeta, no es más que el café obtenido de granos que fueron ingeridos  y pasaron por su tracto intestinal y luego los vemos expulsado en sus heces parcialmente digeridas.

Hasta el día de hoy no se conoce con exactitud el origen de este café. Algunos cuentan que algún desempleado fue visionario y tomó la oportunidad, otros dicen que fue la desesperación de algún individuo por algo de alimento; o simplemente alguien descubrió que era más fácil recolectar del suelo que del arbusto mismo.

EL ANIMAL MILAGROSO

La civeta palmera asiática (paradoxurus hermaphroditus) es un mamífero nocturno de apariencia felina, omnívoro, y es imposible mantenerlo en cautiverio, según afirma la Asociación de Exportadores de Café en Indonesia.

Suele alimentarse de insectos, pequeños mamíferos, frutas como el mango y el rambután (parecido al lichie), y de los frutos maduros del cafeto. Además le gusta el jugo de la flor ave del paraíso, el mismo que cuando se fermenta se vuelve en un licor dulce conocido como vino de palma.

Se les puede encontrar en Indonesia, en las islas de Sumatra, Java y Célebes. En Filipinas, la mayor parte del país las conoce como Musang o  Alamid y en la Gran Cordillera Central como Motit.

En Vietnam, es ligeramente distinto porque el café que se cosecha es de la variedad robusta.

Y en Sri Lanka, se le conoce como Uguduwa, en cingalés, y constituyen una plaga.

Se comenta que en el 2004, murieron millares debido a una enfermedad propia del animal.

Quizás a raíz de esto, Trung Nguyen, una compañía vietnamita de café y té, desarrolló un proceso que simulaba el sistema digestivo del mentado animal y en donde obtenía un producto similar; tomando así la posibilidad de abaratar costos para su producción y además abastecer en mayores cantidades de éste café.

CATANDO EL CAFÉ

Según expertos en café, tiene aroma con reminiscencias terrosas y mohosas, pero un suave sabor con un toque a caramelo y chocolate; y un cuerpo almibarado y terso. ¿Cómo se logra esto?

El grano interno, durante la digestión, se ve modificado químicamente y el sabor se lo dan los ácidos estomacales y las enzimas presentes en el estómago del animal.

Además al alimentarse, el animal escoge las bayas más rojas y maduras para comerlos, seleccionando así los granos de mejor calidad de forma natural.

Los granos son excretados aún cubiertos por las capas internas del fruto, son recolectados y vendidos.

Luego son lavados con sumo cuidado y tostados ligeramente para no estropear los complejos sabores adquiridos.

BILLETERA GRUESA

Kopi Luwak es la variedad más cara en la actualidad si bien se vende en Japón, EEUU, Francia, Inglaterra y en menor medida en México, la cosecha no es más de 500 libras o casi 250 kilogramos por año.

Los precios por el café oscilan desde US$95 por 100 gramos de café, hasta US$850 o 900 euros por 1 kilogramo, dependiendo del lugar en donde te encuentres.

Si sólo queremos probar una taza de éste café, deberemos pagar US$40 en Nueva Cork o 75 euros en una cafetería de Londres.

En Brasil se puede conseguir el café de Jacu, que es un ave oriunda del país y el proceso es el mismo que el Kopi Luwak, en donde por 250 gramos de dicho café se puede llegar a pagar hasta US$ 90 aproximadamente.