Como buen peruano con debilidad por los mariscos y con la regularidad con la que lo  comemos, nunca se nos cruzó por la mente que nos lo presentaran formalmente.

Característicos de vivir en mares profundos y de alcanzar velocidad de hasta 50km/h, gracias al Hipónomo, órgano que les permite moverse al expulsar agua a presión. Los calamares, además de ser peculiares animales carnívoros, son sordos.

Algo más curioso aun es que un brazo o tentáculo del macho funciona como órgano reproductor. Y las hembras luego de ser fecundadas ponen miles de huevos que cuida de los depredadores hasta morir de hambre cuando estos eclosionan.

¡CONOZCAN A LA FAMILIA!

Los calamares entran en la familia de los Cefalópodos, invertebrados marinos; junto con los pulpos, sepias, potas y los nautilius, entre otros. Existen unas 700 especies.

El nombre cefalópodos viene del griego “kephalé” o “cabeza” y “podos” o “pie”, es así que se refiere a los animales que tienen los “pies en la cabeza”.

Teuthida o téutidos es la orden de moluscos cefalopodos al que pertenecen los calamares. Éste último término proviene del latín “calamus” o “pluma” o “caña” refiriéndose a la especie de espina o “hueso” calcáreo que tiene en su organismo que funge como una suerte de columna.

Dentro de los téutidos existen 2 sub-ordenes, los Myopsina y los Oegopsina; en éste último grupo se encuentran los ejemplares de gran tamaño como:

  • ARCHITEUTHIS DUX

Son los calamares gigantes de hasta 13 metros.

Los machos viven a 15 metro de profundidad mientras que las hembras de 17 a 19 metros.

  • MESONYCHOTEUTHIS HAMILTONI

O calamar colosal que puede llegar a medir hasta 14 metros, logrando ser el invertebrado más grande del mundo y con el ojo más grande (60cm de diámetro) con una pupila del tamaño de un plato.

Se llegó a encontrar un ejemplar de 20 metros y media tonelada de peso.

MI PRIMA LA POTA

La Pota o Lura tiene un aspecto semejante al calamar, conforma el grupo de los calamares gigantes. Se dice que su nombre procede del catalán, significa “pata”.

Se le encuentra en el océano Atlántico y Pacifico y en el Mar Mediterráneo.

Como todos sus semejantes cefalópodos, tiene una alimentación carnívora que consiste en peces pelágicos, crustáceos e invertebrados.

Al igual que el calamar, son lucífagos, es decir, huyen de la luz, por ello se dice que durante el día se les encuentra en el fondo del mar y por la noche ascienden a aguas superficiales, por ello es que su pesca se realiza en horas nocturnas o al amanecer, siendo su mejor época de caza, el invierno.

CAMBIO DE GUARDAROPA

Algunos cefalópodos tienen la característica de cambiar de color, gracias a unas células  pigmentarias llamadas Cromatóforos, que les ayuda como un método de camuflaje.

Esta capacidad también les ayuda a comunicarse entre ellos a través de su coloración y de si aguda visión. Se dice que si se presentan con un color azul o un color oscuro es porque están furiosos, con un color blanco es característico del miedo.

¡LIBEREN EL KRAKEN!

Además de haberlo escuchado en alguna clásica película de titanes, el Kraken hace referencia a un calamar de gran tamaño enfermizo y retorcido, característica de una leyenda escandinava.

En el alemán moderno el termino “kraken” describe al pulpo.

RECETARIO DE LA ABUELA

Al ser un animal presente en innumerables países, es posible encontrársele en diferentes gastronomías como en España o Grecia en donde la ración de rabas o calamares arrebozados son bocadillas de diario.

En el Mediterráneo, un risotto de calamares o un spaghetti al nero de seppia son infaltables, además se utiliza la tinta para  elaborar un arroz negro.

En Tailandia y China se suelen consumir muy condimentados o enteros y a la parrilla.

En Japón como sushi o sashimi y en shiokara.

En México hasta se puede encontrar en algunas regiones en tamales.