Debo reconocer que no soy la mejor de las amantes de los erizos de mar; ese sabor tan fuerte y tan característico que lleva entre sus lenguas, hace que lo ames o lo odies. Pero todo se merece una segunda oportunidad, ¿se la damos?.

FICHA CLÍNICA

Son moluscos de caparazón redondo, conocidos también como equino, kina, garote o castaña de mar. El tamaño promedio es de 4 a 7cm y los ejemplares extremos no suele superar los 18cm de diámetro

Perteneciente a la familia de los equinodermos (“piel espinosa” en griego).

No tienen extremidades y poseen un esqueleto interno formado por placas calcáreas que forman un caparazón rígido y resistente.

Existen unas 950 especies, de las cuales aproximadamente media docena son comerciales.

DIME QUE COMES Y TE CUENTO COMO ERES

Su coral, huevas o yemas contienen 100gr y unas 125 calorías.

Las gónadas de los erizos de mar tienen de 15 a 25% de grasa y de 2 a 3% de aminoácidos.

Es rico en vitaminas A, B, C, D, hierro, potasio, fósforo, magnesio, yodo y calcio.

La mejor época para consumirlas es en invierno, pues es el momento preciso en donde las huevas empiezan el proceso de maduración.

Entre las tantísimas espinas que ya conforman su caparazón, tienen unas estructuras llamadas pediceliarios, las cuales poseen un bulbo que al contacto dejan entrever 3 venenosas púas que se abren y cierran.

Su sistema digestivo no puede ser mas simple que un estomago y una boca, además cerca de ésta ultima tienen una estructura esquelético – muscular, conocida como la”linterna de Aristóteles”, la cual le da soporte y utiliza para raspar o excavar refugios.

Pueden ser herbívoros, suspensivoros (filtradores), detritivoros (se alimentan de materia en descomposición) o depredadores.

ERIZOS PARA EL MUNDO

En Japón, se comen crudos, en sushi o salados y fermentados en shiokara.

En Francia, se le añaden huevos revueltos, suflés, sopas de pescado y salsas. Y por su desenfrenado consumo, entra en veda durante todo el verano francés.

En España, se les conoce como “oricios”, lo consumen cocidos, crudos y en caviar o pate. En sopas, cremas, salsas, arroces y pastas.

NO SON MUCHAS PERSONAS LAS QUE APRECIAN EL ERIZO. PERO COMO ME DIJO UN AMIGO, ALGUNA VEZ, SI NO TE GUSTA A LA PRIMERA, LO MAS PROBABLE ES QUE NO TE GUSTE NUNCA; PERO YO LES DIGO QUE LE DEN UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD.