¡LAS 20 SOPAS A LO PERUANO!

¿Qué tan conocidas son nuestras sopas? Cuenta cuantas de las pocas que mencionaremos a continuación, has probado o has escuchado hablar:

1. Shambar Shambar

Para los trujillanos, es una sopa digna de un tatuaje. Es la medicina de todos los lunes, porque con sus carnes como la gallina negra, el lomo fino, costillas o jamón andino y pellejo de cerdo aromatizados con hierba buena; más sus habas, frijoles, garbanzos, trigo y arvejas; cura todo mal del tumultuoso fin de semana.

2. Patasca

PatascaSu nombre viene del quechua “phatasqa” o “ppataska” que significa reventado, abierto o partido, lo que hace alusión al mote; pero el mismo, viene acompañando al mondongo y a carne vacuna. Por algunos lugares conocen a la misma preparación como caldo de mote.

Probablemente, lo podrás encontrar en nuestro Perú como un caldo que es digno de quitarse el sombrero por lo contundente y reconfortante; en Argentina como un guiso de mondongo y patas de ternera con papas; en Bolivia y Chile como un guiso de carne y cabeza de cerdo.

3. Chupe de Camarones

¡Si no fuera por los arequipeños! Es otro clásico. Una sopa con mucho cuerpo por la presencia de papa y arroz, un gran sabor por los camarones y ese toque interesante que le da la leche, el queso fresco y el huacatay. Todo esto para terminarlo con un huevo.

Otros chupes conocidos: cuzqueño, de habas, de olluco, de pescado, de trigo, verde, de langostinos, de pallares, de viernes, serrano.

4. Huallpa Chupe

Huancayo nos devela uno de sus mejores secretos, el huallpa chupe. “Huallpa” significa gallina y “chupe” es caldo o consomé”, en pocas palabras, es el caldo de gallina de Junín. Es una sopa generosa que parte de la cocción de una gallina con poca agua, papas, arroz y ají panca.

5. Timbuche

Timbuche¡De la selva su Timbuche! Es una sopa a base de pescado, huevo batido y sacha culantro. ¡Simple pero poderoso!

 

 

 

6. Parihuela

ParihuelaEntre todas las historias que se cuentan, se dice que su nombre tiene que ver con las famosas parihuelas (estructuras de madera para trasladar cargas) que se utilizaban en el puerto del Callao, se desechaban por algún desperfecto y había quienes las recogían para con esa madera, cocinar esta sopa. La otra historia dice que los mariscos que los pescadores descartaban a las orillas, eran recogidos por mujeres pobres, quienes preparaban una maravilla de potaje que lo vendían diciendo “pare y huela”.

Es una de las sopas clásica y más sabrosas (ajos, ají panca, ají mirasol, hierbas) que tiene el Perú, va con choritos, cangrejos, algún pescado, mariscos como pulpo, calamar, camarones o langostinos. Dentro de los conocedores, la comparan con la francesísima Bouillabaise.

La Liberteña es más osada, con su chicha de jora, cangrejos Popeye, tramboyo y chita.

7. Inchicapi

Proveniente de “inchik” o maní y “api” o sopa.  Esta “sopa de maní” en los últimos años hizo crecer su fama, gracias a la buena difusión de nuestra gastronomía tanto fuera como dentro del país; oriunda de la zona selva, a base de maní y maíz.

8. Chilcano

¡El que cura todo mal! Famoso por ayudar a disipar la resaca del día anterior o como lo único que podría despertarte o sacarte de un sueño profundo. Y si es con cabeza (de pescado), es para los valientes.

Aunque a simple vista parece un caldo todo soso, es todo un arte prepararlo para que realmente sea bueno. Además de un buen pescado y su espinazo, cebollas, tomates, apio, culantro, ají limón, papa amarilla o yuca (algunos hasta pasta le agregan) y su limoncito más, para terminar de darle el mejor toque.

Suele dar la “bienvenida” a un buen ceviche en cualquier puesto de mercado o cualquier cubichería en donde son realmente consientes del papel importante que cumple el chilcano: hacernos felices.

9. Sancochado

Sancochado

No, el sancochado y el sancocho (Colombia) son distintos, pero los dos son increíbles. El nuestro es un señor potaje, a tal punto que todo se sirve por separado (una de las razones que quiero defender esta idea, es porque no hay plato lo suficientemente grande para que este todo junto): el caldo por un lado, las verduras y carnes por otro lado (zanahoria,  papa, camote, col, yuca, carne de res, pollo, choclo, etc), la criollita y el ají por otro lado.

Algunos dicen que la base original de esta sopa es el “timpu”, una sopa de los andes en donde prima la col, la carne de alpaca y tubérculos varios; otros creen que el sancochado nace gracias al cocido madrileño con el que tiene muchas similitudes (garbanzos, papa, carnes, embutidos y verduras variadas).

10. Sustancia / Sopa a la Minuta / Sopa Criolla

Tendríamos que hacer la salvedad que este grandioso trio, no es más que la anterior más un complemento, es decir, la sustancia de carne es la sopa base (panca, papas, yucas, cebollas, tomate) y bastante ligera pero condimentada; la sopa a la minuta es una sustancia de carne con pasta (suelen ser spaghettis) y leche; y las sopa Criolla es la sopa a la minuta con una tostada y un huevo cuidadosamente escalfado.

Suelen ser sopas de casa o de restaurantes pequeños, pero son estas sopas las que nos transportan a la niñez o nos hacen recordar lo bien que cocinaban las abuelas.

11. Sopa Seca

Es uno de los mejores platos que tiene Chincha, que ganó su nombre porque los fideos que tiene como ingrediente principal, se dejan cocinando con el aderezo, lo hace pensar que se “seco la sopa”. Ahora, la fórmula para poder aprobar el curso es la siguiente: Sopa Seca + Carapulcra Chinchana = Manchapecho. ¿Hay algo mejor que esto?

12. Sopa Huachana

Después de la salchicha huachana, es otra de las maravillas que tiene la ciudad de Huacho en el Norte Chico. Se necesita pollo, cordero, la misma salchicha huachana, algo de tomates, cebollas, ajos, orégano, huacatay y pan de molde para darle forma a esta “señora” sopa.

13. Sopa Teóloga

Típica de la costa peruana, para ser exactos de La Libertad, en el distrito de Moche. La fecha en la que no falta es en el Domingo de Ramos. Y como nos gusta a todo buen peruano, es una sopa contundente a base de gallina, pan blanco, papas, queso y leche.

Son 2 diferentes versiones en las que se explica su origen. La primera cuenta que los monjes de la zona eran quienes había creado tal maravilla con los productos que dejaban los feligreses; y la otra  versión afirma que en realidad fueron nuestros mochicas, quienes le dieron vida a esta sopa. Sea cual fuere la versión real, ambas se vieron influenciadas por la llegada de los españoles y la introducción de harinas, migas, cereales y especias; algunos dicen que es una “adaptaciones” de la sopa de obispo.

14. Sopa de Choros

Si alguna vez han preparado choritos a la chalaca o han visto como se prepara, sabrán que el medio de cocción de ellos es una especie de fondo a base de verduras (apio, poro, ajo y otros), vino blanco y algunas hierbas; dando resultado al reconstituyente caldo de choros.

Es pues, este caldísimo, la base de todos los secretos para esta fortísima sopa que entre sus ingredientes mágicos tiene tomates, cebollas, poros, zanahorias, algo de vino blanco, choritos y leche o crema de leche. Algunas variantes le suman fideos o crutones.

15. Caldo de Cabeza

Es uno de los platos más conocidos del ande peruano. Únicamente el cordero es la vedette del caldo de cabeza, con un poco de carne de cordero, papa, hierba buena, cebolla china o culantro y hay los generosos que le agregan mote. Para los más osados, dejamos los ojos.

16. Aguadito

Aguadito

Junto con el caldo de gallina, es una de las sopas que se suelen tomar de madrugada después de una buena rumba, pero esta es más probable que la hagan en una casa o en una fiesta privada como parte del “bocadillo” de madrugada. A base de ají panca, mucho culantro, tomate, papa amarilla, verduras como zanahoria y arvejas, mucho arroz y carne vacuna o pollo. Las variaciones son de pescado o de mariscos o de pato.

17. Menestrón

MenestronComo es de esperarse, el nacimiento de esta sopa en su versión peruanísima, fue gracias a la llegada de los inmigrantes italianos por los años 1532.  A diferencia del rojo original de su versión italiana que además, solo lleva verduras, pasta y/o arroz; el verde característico del menestrón italiano es alcanzado por una mezcla de pura espinaca y albahaca, completado con pallares, garbanzos, frejoles, carne de res, verduras como zanahoria, choclo, papas y arvejas, y por algunos orates (donde me incluyo) rematado con algo de leche y queso fresco o parmesano.

18. Chairo

chairoCompartimos el gusto con Bolivia, por esta sopa. Es muy común verla entre Arequipa y Puno. “chairo” o “sopa” del aymara.

Es la típica sopa sustanciosa que tenemos en la sierra del país de esas que te reponen en una fría mañana, elaborada con chuño, habas o arvejas, carne de cordero, carne seca conocida como chalona y/o lengua de vaca, aromatizada con hierbabuena y huacatay.

19. Saralawa o Sopa de Maíz

Se le conoce como saralawa a las sopas de maíz molido y lawa a los elaborados con maíz o choclo molido; y son preparaciones típicas de Cusco.

Se complementan con un aderezo, leche, perejil y camarones.

20. Sopa de Novios

Es común encontrarla en los matrimonios por el norte del país. Además de darle forma a un buen fondo de ave con fideos, migas de pan, pasas y aceitunas, hay quienes le agregan mollejas para darle más “poder”.

Aunque solo vemos 20, son innumerables sopas que tenemos dentro de nuestro legado.