cocinero en su tintaComo para todo hay una primera vez, sera la primera (aunque quizás no la última) vez que debo “criticar” un libro que llego mis manos, que aunque con extraordinarias intenciones, el resultado final considero que fue fatal.

La expectativa creada alrededor de este libro fue controversial (como todo lo que gira alrededor de nuestra  peruanísima gastronomía) y además,cumplió con su cometido como libro: venderse.
Aprovechó todo el apogeo gastronómico por el que surfea el país y logró críticas buenas y malas, por su relación con personajes del medio incluidos en su obra.

Se muy poco de literatura (quizás nada), pero las sensaciones y reflexiones que compartió conmigo este libro, fueron bastante  hostigantes.
Un libro predecible, pero con un final que dentro de todo, no me lo esperaba.