chicledispenser3Podríamos vivir 100 años, pero jamás nos preguntaremos cómo se hace el chicle y de qué o quién lo inventó y de dónde viene su nombre, para qué lo inventaron o para qué sirve, o que había un grupo argentino llamado Los Chicles. Todo lo cotidiano pasa a ser tristemente ordinario.

¿Quieres esperar a los 100 años?

Es conocido en otros países latinoamericanos y en España como “goma de mascar”, por el uso de los antiguos pueblos amerindios, que la utilizaban como “goma para mascar”.

En la actualidad, al ser más económico y rápido, los chicles están hechos de un PLÁSTICO NEUTRO o acetato de polivinilo que se conoce como “cola o adhesivo vinílico”, que se utiliza también para hacer llantas de autos.

MI MAMÁ ME CONTÓ QUE…

Esta “costumbre” de masticar “algo” viene de la época de los egipcios y de los antiguos griegos quienes masticaban resinas de árboles para mantener la higiene bucal; pero se les atribuye su “invención” a los antiguos mayas, pues los españoles registraron en sus historias que mascaban la savia de un árbol que era conocido por ellos como “tzictli” y el que utilizaban también para su higiene dental y además para reducir el hambre en sus rituales de ayuno.

Según cuenta la línea de tiempo, en 1848 ya se había creado la primera goma de mascar que sería la primera que se llegaría a comercializar, gracias a John Curtis.

Zapote resin.Se dice que Antonio López de Santa Anna, un mexicano aficionado al chicle, quien (para la suerte del chicle) fue exiliado en Estados Unidos, conoció a Thomas Adams que no se le ocurrió mejor idea que utilizar esta savia para hacer llantas de bicicletas, botas para la lluvia o juguetes.

Para 1867, se utilizaba la parafina para mascar, y fue 2 años después que el mismo Thomas Adams comienza a comercializar (con patente en mano) el “Adams New York Chewing Gum”. En estos primeros años, se utilizaba la miel de maple y la regaliz como saborizante.

En 1869, William Semple, (irónicamente) un dentista de Ohio – EEUU, es quien se conoce como “inventor” del chicle y la patenta, tras buscar obtener un chicle saborizado que ayudara a mantener los dientes limpios.

Fue en 1880, cuando William White, le dio ese sabor mentolado tan necesario en estos días.

No fue hasta 1928, que Walter Diemer, el contador de la compañía de chicles Fleer, quien en su afán de reducir costos para obtener mayor beneficio para la empresa, crea el primer “chicle globo” de color (rosado) y además fue quien “enseñó y extendió” esta moda de hacer globos con el chicle.

Aunque podríamos pensar que los chicles sin azúcar fueron creados hace tan solo algunas décadas, su primera aparición se dio en los años 50.

En 1996, Scott Hartmann patenta el chicle biodegradable y fácil de digerir y despegar.

EL CHICLERO

chicle arbolHace unos años obtenía de forma artesanal, de la savia del “chiclero”, como denominaron a la Manikara Zapota, árbol de donde se obtenía la savia que se utilizaba para su elaboración. Su consumo se extendió en todo México, América Central y Sur.

La savia utilizada para la fabricación del chicle, tenía el mismo principio de recolección que el caucho: en los árboles se le hacen cortes (usualmente en zig-zag) en las mañanas de temporada de lluvias y por la tarde se recoge el casi kilo y medio de savia que ha sido depositado en bolsas especialmente amarradas a los árboles.

Porque todo en la naturaleza merece respeto y un “descanso”, estos árboles solo se podían trabajar cada 3 años, tiempo necesario para que los cortes hechos para el proceso de drenado, “sanen”.

¡¡NO!! ¿BENEFICIOS?

Se desarrollaron infinidad de estudios alrededor de este “milagroso” invento y se llegaron a diversas conclusiones:

–          Estimula la memoria, reduce los niveles de cortisol a un 16%, lo que aumenta el rendimiento intelectual.

–          chicleEstimula la atención y la concentración, pues se dice que masticar el chicle aumenta la frecuencia cardiaca en 3 latidos por minuto, mejorando la presión sanguínea, la cual está relacionada con mantenerse alerta.

–          Reduce la ansiedad y el estrés, pues se dice que el acto de masticar, produce liberación de hormonas anti-estrés.

–          Disminuye la aparición de caries, siempre y cuando cuente con la presencia de xilitol (alcohol de azúcar), que inhibe los microorganismos que las causan.

–          Se demostró que las hojas contienen compuestos con efectos antidiabéticos y antioxidantes, además que ayuda a bajar el colesterol.

–          Reduce la acidez estomacal y alivia las náuseas, al menos los chicles mentolados contienen componentes que ayudan con las contracciones estomacales.

–          Reduce el apetito produciendo una sensación de saciedad.

EN EXCESO

chicleartesanalSi comemos más de 4 chicles diarios:

–          Produce caries por la cantidad de azúcar que contiene, lo cual también nos lleva a engordar

–          Podría causarnos gastritis, cólicos o gases.

–          Si contienen sorbitol (sustancia que mantiene la humedad en los alimentos), nos producirán diarrea.

–          Dolor de mandíbula

–          Efectos secundarios como alergias por los colorantes y aromas artificiales.

PARA QUE LO CUENTES

–          Durante la Primera Guerra Mundial, los soldados recibían pequeños suministros de chicle, pues se creía que aumentaban la concentración y aliviaban el estrés en el campo de batalla.

–          Entre 1995 y el 2002, existió una banda argentina de rock que llevaba el nombre de Los Chicles.

–          EEUU, es el primer productor y consumidor de chicles, seguido de México. Aunque Turquía tiene la mayor cantidad de fabricantes, alcanzando casi 60 empresas.